Blog

Las bibliotecas universitarias se adaptan a la era digital

Categorías:

Miles de bibliotecas universitarias en Estados Unidos han comenzado a deshacerse de millones de libros a medida que su catálogo digital se expande. Los títulos a menudo se almacenan indefinidamente o simplemente se reciclan y se envían al abismo. Esto ocurre principalmente porque los libros más antiguos no se han distribuido en 20 años y cuesta 4 dólares mantener un libro en la estantería durante un año, según un estudio de 2009. El almacenamiento es otro  motivo: las bibliotecas simplemente se están quedando sin espacio.

Estas universidades alegan que “necesitan evolucionar” y “hacer un mejor uso de los bienes inmuebles del campus”. Las estanterías están dando lugar a salas de estudio grupales y centros de tutoría, maketspaces y cafeterías; dispuestos a reinventarse para la era digital. «Somos como la sala de estar del campus», confirma Cheryl Middleton, bibliotecaria de la Oregon State University y presidenta de la Asociación de Bibliotecas Universitarias y de Investigación. «No somos solo un almacén».

Cada vez más espacios en las bibliotecas se adaptan a la era digital. Imagen vía: LA Times

La Universidad de California en Berkeley retiró 135.000 libros y remodeló sus dos pisos superiores, que ahora tienen sofás bajos, una cabina de siesta y espacios para reuniones. Incluso ha ha abandonado sus reglas contra los alimentos y bebidas en esos pisos. Eso es porque ya no contienen ningún libro que pueda dañarse o mancharse.

Cuesta 4 dólares mantener un libro al año, incluidos los más antiguos, que no se han distribuido en 20 años. Por ello y por cuestión de espacio las bibliotecas universitarias se están adaptando a la era digital 

La Universidad de Indiana en Pensilvania dice que la mitad de los 486.000 libros de su colección no se han revisado en los últimos 20 años. En la Universidad de Syracuse, cientos de profesores y estudiantes se opusieron a un plan para enviar libros a un almacén a cuatro horas de distancia. La escuela terminó de construir su propia instalación de almacenamiento para 1.2 millones de libros cerca del campus.

Sin embargo, en la Universidad de California, la eliminación de 80.000 libros de la Biblioteca de Ciencia e Ingeniería el verano pasado provocó un gran revuelo entre los profesores. A principios de este año, más de 60 profesores de ciencias y matemáticas firmaron una carta a la bibliotecaria de la universidad, quejándose de que no se les había consultado adecuadamente sobre qué libros se podían descartar. La medida fue posteriormente aceptada pues todos los títulos que se habían movido – aproximadamente el 60% de la colección – se usaron con poca frecuencia y se podía acceder en línea o mediante préstamos a ellos.

Los títulos de los que estas universidades han decidido prescindir son totalmente accesibles en línea

 

El almacenamiento subterráneo de la Universidad de Chicago permite acceder a sus 3.5 millones de libros mediante grúas robotizadas. Imagen vía: Wired

Las personas están divididas sobre si las bibliotecas universitarias de todo el país deberían o no continuar catalogando sus catálogos y construir espacios con ordenadores y salas de estudio. Investigaciones recientes afirman que el 30% de las bibliotecas deberían «mover» definitivamente algunos libros impresos para dar paso a otros recursos como centros tecnológicos, salas de reuniones y espacios para eventos culturales. El 40% de los encuestados dijo que las bibliotecas deberían «tal vez» hacer eso.

Mientras que la preservación es una obligación, la transformación digital es un hecho, y es innegable admitir cómo las plataformas en línea permiten la movilidad de los alumnos, la búsqueda rápida y efectiva de títulos, el acceso a múltiples géneros e idiomas y, sobre todo; la democratización de la educación y la cultura. La remodelación de las bibliotecas da paso a que nuevas generaciones de estudiantes puedan reinterpretar estos espacios milenarios como lugar de encuentro, estudio, trabajo y conocimiento.

 

A. Sánchez

Obtenga más información y vea una demostración de nuestras soluciones inteligentes:

Contact